¡Obra de dios! gracias

22 de julio de 2020

Tal día como hoy, 22 de julio, pero del año 2015, memoria litúrgica de Santa María Magdalena, se erigía canónicamente en nuestra archidiócesis de Valencia, la Asociación "Apostolado de la Divina Misericordia", a iniciativa del sacerdote valenciano D. Pedro Miret Giner que, tras recibir la autorización personal del señor cardenal Arzobispo de Valencia, D. Antonio Cañizares Llovera y, unido a un grupo de sacerdotes y fieles cristianos laicos, quieren aprovechar el nuevo impulso misionero y evangelizador que dio S.S. el Papa Francisco, convocando el Año de la Misericordia para ser, en medio del mundo, Apóstoles de la Divina Misericordia y, vivir y hacer vivir el Evangelio de la misericordia en todas partes. ¡La gracia de Dios nos ayude llevar a cabo este propósito!

El mensaje del amor misericordioso de Cristo a la humanidad revelado por Dios a santa Faustina Kowalska y el ejercicio de la caridad, en todos sus ámbitos, son la base fundamental de muestra asociación. Este amor misericordioso de Dios, adquiere su máxima expresión es la entrega de su Hijo en la cruz por toda la humanidad. Con el fin de hacer visible en medio de la sociedad este amor misericordioso, nuestra asociación lleva a cabo las obras de misericordia, haciéndolas vida "a pie de calle".

Después de cinco años de su nacimiento, sólo nos cabe dar gracias a Dios, a los socios, voluntarios y devotos de la Divina Misericordia por tanto bien realizado, espiritual y material, en favor de las personas más vulnerables de nuestra sociedad. ¡Ad multos annos! ¡Contamos con vuestras oraciones!