GENEROSIDAD DESBORDANTE

21 de noviembre de 2020

Esa es la expresión que brota desde lo más hondo de mi, al ver la gran cantidad de alimentos no perecederos y productos de limpieza e higiene personal que se han recogido, durante todo el día, en la discoteca propiedad de Enrique Sacristán que ha abierto hoy exclusivamente para colaborar con la obra evangelizadora y social que lleva a cabo nuestra asociación Apostolado de la Divina Misericordia de Valencia. ¡Gracias a todos los que habéis aportado vuestro granito de arena en este tiempo tan difícil! ¡Gracias a Enrique Sacristán por tu apoyo incondicional a nuestra asociación! ¡Que Dios premie a todos vuestra generosidad!

Carousel imageCarousel imageCarousel imageCarousel image